COVID-19 y Pequeños Comercios

La pandemia y sus consecuencias

Por: Mercè Martínez

Señal en un negocio que anuncia su cierre por coronavirus.
Como hablábamos anteriormente, el COVID-19 ha venido para quedarse y por mucho tiempo.

Uno de los sectores que se han visto más afectados por esta indeseada situación es el de los pequeños comercios que, con grandes dificultades, están intentando superar el día a día para no tener que llegar al extremo de tirar la toalla y bajar la persiana. Solamente en Barcelona, uno de cada 3 comercios se ha planteado cerrar durante esta pandemia,ya que “los comercios han perdido un 63% de visitantes regulares, un 78% de esporádicos y un 94% de visitantes turistas.”>(1)

Esta situación ha sido más compleja sobre todo para los pequeños comercios como el Bar Restaurante Eliseo de Terrassa, donde sus propietarios, Eliseo y Piedad, que llevan toda la vida en el barrio de Ca n’Aurell con su negocio abierto, han valorado la crisis actual muy negativamente, recordándoles mucho a la de 2008 pero acentuando que ésta “ha sido algo peor ahora por las obligaciones de cerrar”; y aunque el alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, comenta que “Si algo se ha puesto de relieve en esta pandemia es que el comercio de proximidad es necesario para nuestros barrios y distritos. En los momentos de mayor alerta, han sido los que han proporcionado no solo productos sino también servicios esenciales para el barrio, des de la socialización mínima que nos proporcionaba la tienda de pan de la esquina, cada mañana, a poder llegar a nuestros hogares, en horas los servicios o productos comprados, mientras las grandes superficies estaban colapsadas y no podían dar abasto y programaban repartos a 15 días vista.”, los propietarios del Bar Eliseo afirman que ellos, por ejemplo, no se han podido reinventar “al no tener posibilidad por localización de hacer comida para llevar”, y como éste muchos otros pequeños comercios que han quedado relegados a subsistir con esta situación de pandemia como han podido.

Las asociaciones de comerciantes han hecho lo posible por apoyar a sus comercios en estos tiempos difíciles. Desde la Asociación de Comerciantes de Ca n’Aurell (Terrassa), comentan que “sus comercios están muy preocupados y desesperados, claro que cada barrio es un mundo”. Afirman que el mayor problema es que son mayoritariamente regentados por autónomos, “aunque sean pequeños están siguiendo todas las normas según las indicaciones de las autoridades”, pero aún así, “muchos de aquellos que están pagando un alquiler tienen verdaderos problemas para levantar día a día las persianas”. Comentan que el apoyo de la administración pública “no es suficiente, necesitaríamos que nos liberaran de tantísimos impuestos que en estos momentos son muy difíciles de asumir, así como el pago de los autónomos, que lo único que hicieron fue aplazarlos”. Los propietarios del Bar Eliseo reiteran este problema afirmando que “han recibido ayudas pero que han sido insuficientes para cubrir los gastos del negocio, teniendo que aumentar su inversión en él más de lo previsto”.

Por su parte, el alcalde Ballart también comenta que “todas las administraciones, desde sus propias competencias, han intentado paliar el momento de crisis sanitaria que nos ha tocado vivir, toda ayuda es bien recibida pero no ha sido suficiente para la diversidad empresarial y comercial existente. A veces se han tomado medidas sin pensar en lo que supondría para las pequeñas empresas no levantar la persiana”.

Desde la administración local de Terrassa han estado desde el principio de esta crisis atentos a las necesidades de sus pequeños comercios, por ello, comenta Jordi Ballart, “hicimos un aplazamiento de todos los recibos municipales hasta mínimo el mes de junio y posibilidad de fraccionamiento a posteriori. Se han realizado bonificaciones en la tasa de residuos y la exención de la totalidad del pago para el uso comercial de la vía pública, beneficiando tanto al pequeño comercio como la restauración. Esta medida se implementó en 2020 pero la hemos alargado hasta 2021”. Además, pusieron medidas de ayuda adicionales como la plataforma http://botiguesobertes.terrassa.cat/“para visibilizar los comercios abiertos en las primeras fases de la pandemia, y a día de hoy da visibilidad a todos los comercios de Terrassa, e hicimos llegar mascarillas a todo el personal que trabajaba en comercios esenciales cuando apenas era fácil conseguirlas, y gracias al movimiento ciudadano mascarillas solidarias, conseguimos que los comercios fueran puntos de recogida de ellas a posteriori para la ciudadanía”, afirma el alcalde.

Tanto el alcalde de Terrassa, que afirma que “el comercio de barrio o distrito, ahora que no hemos podido tener una amplia movilidad, ha sido el oxígeno que nos faltaba en estos momentos”, como desde la asociación de comerciantes de ca n’Aurell, no creen que sea el fin del pequeño comercio. Éstos últimos explican que “seguirán luchando con diferentes campañas” para ayudarles a volver a levantarse de nuevo y que además, desde esta asociación, en la que se ha renovado la junta, ya están trabajando en “diferentes ideas para promocionar el comercio, como identificarnos con un elemento en común, crear vales para que compren en los comercios del barrio…”.

Desde este blog, reconocemos el gran esfuerzo y damos mucho ánimo a todos los pequeños comerciantes que han recibido esta pandemia como un reto más en su lucha por sobrevivir en el mercado actual, manteniéndose firmes hasta en la situación más complicada que nos ha tocado vivir.

Colaboradores:

• Bar Eliseo de Terrassa

• Asociación de Comerciantes de Ca n’Aurell (Terrassa)

• El ilustrísimo Alcalde de Terrassa Jordi Ballart

(1) https://elpais.com/espana/catalunya/2021-02-23/uno-de-cada-tres-comercios-se-ha-planteado-cerrar.html
Categorías